FOCO: SOFIA BOHDANOWICZ

Sofía Bohdanovicz: Premiada cineasta de Toronto, es la fundadora de la productora Maison du Bonheur. Se han proyectado retrospectivas de su obra en el BAFICI, The Seattle Northwest Film Forum, Cinemateca de Bogotá, DocLisboa y en el Festival du nouveau cinéma. En 2017, la Asociación de Críticos de Cine de Toronto le otorgó el premio Jay Scott y en 2018 fue nominada al premio Rogers a la mejor película canadiense por su documental Maison du bonheur. Su tercer largometraje, MS Slavic 7, que tuvo el honor de ser portada de Cinema Scope y del periódico argentino Página/12, se estrenó en la Berlinale y se presentó en el Harvard Film Archive. Bohdanowicz tiene el Máster de Producción de Cine de la Universidad de York, fue alumna de Berlinale Talents, así como de TIFF Talent Accelerator. Actualmente trabaja en su cuarta película titulada A Portrait, que ganó el Kodak-Silverway durante el laboratorio de coproducción del FIDMarseille (Festival de Cine Documental de Marsella).

El trabajo cinematográfico de Sofia Bohdanowicz explora la memoria, el pensamiento mágico y la espiritualidad a través de la reconstrucción narrativa, biográfica y autobiográfica, que la directora canadiense hace en su obra documental y de ficción.

Devastada tras la muerte de un amigo, una joven (Deragh Campbell) intenta extraer el significado de esta intensa pérdida a medida que descubre señales en su vida cotidiana y a través de encuentros con el arte de Hilma af Klint y Wassily Kandinsky. Tomando prestado su título del libro de Kandinsky de 1926, Point and Line to Plane retrata el fenómeno del pensamiento mágico soportado durante el viaje de un individuo para procesar, sanar y documentar un periodo de duelo. A medida que la mujer se adentra en lo invisible, el potencial resucitador de la percepción ayuda a iluminar el poder de cómo elegimos mirar y, además, cómo vemos.

Explore la leyenda del gato más célebre de Hollywood, Orangey, en esta adaptación del ensayo homónimo de Dan Sallitt. La prolífica filmografía de 16 años del felino incluye papeles en Ruibarbo (1951), El increíble hombre menguante (1957), El diario de Ana Frank (1959) y Desayuno con diamantes (1961), ¿o no? Protegido por el entrenador de animales Frank Inn, la carrera de Orangey lleva a Sallitt -que aquí comparte pantalla con otro curioso coprotagonista- tras la pista de un misterio. Este videoensayo educativo celebra y desentraña la historia de El gato más trabajador del mundo del espectáculo.

Los pasillos, las escaleras y los andenes de una estación de metro se yuxtaponen con el cuerpo humano, cada uno de ellos dividido en partes y colocado en una consideración existencial de los espacios transitorios que atravesamos inconscientemente cada día.

Una joven llamada Audrey Benac (Deragh Campbell) se adentra en los archivos de la Biblioteca Pública de Nueva York en busca de una rara grabación producida en 1909 titulada “Veslemøy’s Song”. Rodada en 16 mm. en blanco y negro y procesada a mano, la película adopta un enfoque de docu-ficción para investigar el desvanecido legado de la antaño célebre músico canadiense Kathleen Parlow.

 

Basada en el poema “Arriving”, escrito por Gillian Sze, la película se adentra en la historia de su familia y estudia la relación entre su padre, su abuelo y ella misma.

Tras ser nombrada albacea literaria, Audrey Benac (Deragh Campbell) descubre una serie de cartas que su bisabuela había escrito a un compañero poeta. Zofia Bohdanowiczowa y Jozef Wittlin, ambos desplazados de Polonia, mantuvieron correspondencia entre 1957 y 1964 entre Toronto (Gales) y Nueva York. A lo largo de tres días, Audrey se embarca en un viaje a la Biblioteca Houghton de la Universidad de Harvard para traducir y dar sentido a las palabras de Zofia. Enfrentándose a la desaprobación de su tía, así como a las complicaciones de acceso al material, Audrey lucha por indagar en un pasado íntimo mientras se enfrenta a su propio presente existencialmente problemático. Entre los segmentos silenciosos del manejo de las cartas en el archivo y los monólogos discursivos que articulan sus hallazgos, la película traza el movimiento emocional a través del proceso de investigación.

Tras ser nombrada albacea literaria, Audrey Benac (Deragh Campbell) descubre una serie de cartas que su bisabuela había escrito a un compañero poeta. Zofia Bohdanowiczowa y Jozef Wittlin, ambos desplazados de Polonia, mantuvieron correspondencia entre 1957 y 1964 entre Toronto (Gales) y Nueva York. A lo largo de tres días, Audrey se embarca en un viaje a la Biblioteca Houghton de la Universidad de Harvard para traducir y dar sentido a las palabras de Zofia. Enfrentándose a la desaprobación de su tía, así como a las complicaciones de acceso al material, Audrey lucha por indagar en un pasado íntimo mientras se enfrenta a su propio presente existencialmente problemático. Entre los segmentos silenciosos del manejo de las cartas en el archivo y los monólogos discursivos que articulan sus hallazgos, la película traza el movimiento emocional a través del proceso de investigación.

Una anciana viuda (Joan Benac) comienza a preguntarse qué pasó con un posible amante de su pasado que apareció con ella en un drama televisado en vivo en la década de 1950. Después de descubrir el programa en el archivo de la CBC, su nieta Audrey (Deragh Campbell) trata de localizar al hombre. Mezclando la realidad con las puestas en escena de la ficción, Nunca comas solo es una meditación híbrida sobre la memoria y la vejez, que aborda con franqueza y ternura la soledad tardía y la conmoción de la soledad.

Disponibles desde el 30 de abril

Una anciana se ocupa de las tareas domésticas un domingo por la tarde mientras medita sobre Dios, el trabajo y la naturaleza. Un recorrido elegíaco por las habitaciones de una casa recién desocupada mientras la presencia comienza a desvanecerse en la ausencia. Las imágenes del pasado se proyectan en los espacios abandonados del presente en un acto poético de persecución y resurrección mientras la cineasta intenta recrear la memoria de su abuela.